En la actualidad, las casas prefabricadas se han convertido en una alternativa muy atractiva para quienes desean ser propietarios de una vivienda pero no tienen interés alguno en vivir la experiencia de la construcción tradicional.

Debido a la información errónea o desactualizada que suele circular, especialmente en Internet, existe la creencia de que las casas prefabricadas son demasiado estandarizadas, poco resistentes o de poca calidad. Un  error muy común suele consistir en relacionar a este tipo de viviendas con construcciones de baja calidad o con un mal diseño. Esta creencia errónea tiene sus bases en tiempos pasados, cuando las casas prefabricadas recién estaban dando sus primeros pasos en el mercado y su proceso de fabricación aún no había sido optimizado.

Sin embargo, en la actualidad, sus precios más asequibles que los de un hogar convencional y la mejora constante de sus materiales y diseños han provocado un gran incremento en el número de argentinos que hacen de este tipo de viviendas su hogar.

Aquí te brindaremos lo que necesitas conocer sobre las ventajas más importantes de las casas prefabricadas, para que puedas tomar una decisión inteligente, basada en la información adecuada.

¿Cuáles son sus principales ventajas de las casas prefabricadas?

Algunos de los motivos por los cuales las construcciones prefabricadas están tan en auge hoy en día son:

 

REDUCCIÓN DE LOS TIEMPOS DE CONSTRUCCIÓN

Dado que las viviendas son construidas con módulos pre-armados, que sólo son ensamblados en el terreno definitivo, los tiempos de construcción se aceleran enormemente respecto de la construcción tradicional. Esto permite que puedan ser habitadas más rápidamente.

 

CALIDAD GARANTIZADA

El hecho de que los módulos sean pre-armados en las constructoras permite someterlos a estrictos controles, asegurando de esta manera que se cumplan las condiciones óptimas en la calidad de los materiales. Debemos recordar que la construcción de casas prefabricadas es un proceso industrial, y como tal está sometido a rigurosos controles de calidad. Esto es más difícil de controlar en una obra, ya que el arquitecto o director de obra no siempre están presentes.

 

REDUCCIÓN DE COSTOS Y PRECIOS MÁS ECONÓMICOS

Una vivienda prefabricada siempre será más barata que una vivienda convencional ya que su proceso constructivo industrial, por sus características intrínsecas, implica un ahorro en los materiales utilizados y requiere de una menor cantidad de mano de obra.

 

EFICIENCIA Y REDUCCIÓN DE GASTOS

Además de su precio de adquisición, las viviendas prefabricadas tienen la ventaja de que, al ser construidas  con materiales que funcionan como aislantes térmicos, permiten reducir los gastos de calefacción o refrigeración del hogar, ya que la temperatura  en su interior se mantiene constante tanto en las estaciones de invierno como en verano.

 

REDUCCIÓN DEL IMPACTO AMBIENTAL

Si bien no todo el mundo está de acuerdo con esta afirmación, la mayoría de expertos coincide en señalar que las casas prefabricadas son más ecológicas.

El hecho de que la vivienda sea construida como parte de un proceso industrial y sólo sea ensamblada en el terreno definitivo reduce el impacto ambiental de la típica obra en construcción: hay menor contaminación sonora, menor volatilidad de polvo, y en general, no hay desperdicio de agua, energía y materiales.

Además, una vez montadas, esta tipo de viviendas son más eficientes energéticamente que las construidas en forma tradicional. Por otra parte, en muchos casos, la mayoría de los materiales que se utilizan son reciclables o reutilizables.

 

ADAPTABILIDAD, POSIBILIDAD DE AMPLIACIÓN O TRASLADO

Otra ventaja de las casas prefabricadas es que en el caso de querer requerir de ampliaciones, las mismas se pueden concretar fácilmente. Además brindan la posibilidad de reemplazar alguno de los módulos o materiales utilizados por otros.

Por otra parte, si bien no es un procedimiento habitual, las casas prefabricadas  brindan la posibilidad de ser desmontadas y ensambladas nuevamente en otro terreno.